Back to top

Desde el terreno

  • Daniela Garone

    Médico/a- Buenos Aires, Argentina

    "“Esta historia se puede contar en español, en inglés o en ndebele, pero siempre contará lo mismo: hay mucho para hacer, hay mucha gente que, por cuestión de geografía y destino, está privada de sobrevivir.”"

  • Clara Delacre

    Enfermero/a- Buenos Aires, Argentina

    "El número de admisiones ha ido aumentando progresivamente. Desde que llegamos, ya hemos tratado a 2.500 niños.”"

  • Angela Moyano

    Enfermero/a- Buenos Aires, Argentina

    "“Me pasó algo. Algo que es enorme, quizás la tarea más importante de mi vida. Tengo que escribir una carta. Pero no es una carta cualquiera. Es una carta para Ben Benson.”"

  • Federico Giudici

    Logista- Mar del Plata, Argentina

    "La rutina de esos días era agotadora: empezar temprano, vacunar todo el día y volver a la base para preparar los materiales del día siguiente y elaborar los informes... Cuando terminó la campaña todos estábamos muy cansados, pero habíamos vacunado a más de 100 mil personas."

  • Sol Jarchum

    Médico/a- Córdoba, Argentina

    "Estos 9 meses vividos en Tame, conociendo las distintas realidades y formas de ver y vivir la vida, fueron muy intensos y marcaron mi camino."

  • Pierre Garrigou

    Logista- Buenos Aires, Argentina

    "Trabajé en dos proyectos muy diferentes... en Am Timan, en la República Islámica de Chad, y luego en Kalonge, República Democrática de Congo. Sin embargo, ambos tienen una triste coincidencia, estar situados en zonas donde el conflicto está siempre presente o al menos latente."

  • Fernanda Rodríguez

    Cirujano/a- Santiago, Chile

    "Este proyecto es bastante grande. En realidad es todo un hospital con más de 100 camas de hospitalizados y edificios para consulta externa, laboratorio, urgencia y hasta un pabellón quirúrgico. El edificio de la pediatría será mi reino y mi casa durante estos seis meses así que gran parte de mis recuerdos e historias estarán llenas de niños."

  • Janaína Carmello

    Enfermero/a- Brasil

    "En el terreno, me levantaba todos los días a las 6:30 de la mañana y me acostaba a las 23:30. No tuve descanso, ni Navidad, ni Año Nuevo. Pero cuando comienzas, no quieres parar nunca más.”"

Páginas