Back to top

Palestina

En 2016, Médicos Sin Fronteras siguió proporcionando asistencia médica y psicológica a las personas afectadas por el conflicto en los Territorios Palestinos Ocupados.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Palestina.
Gastos:  
6 M €
Personal sobre el terreno: 
125
-A A +A

En 2016, Médicos Sin Fronteras (MSF) mantuvo sus programas de salud mental en Cisjordania y de atención a pacientes traumatológicos y quemados en la franja de Gaza.

Cisjordania

A principios de año se produjo un recrudecimiento de la violencia en Cisjordania y, aunque para finales de marzo la situación se había calmado, el área H2 de la ciudad de Hebrón, muy militarizada, fue escenario de frecuentes enfrentamientos. Los pacientes atendidos por MSF desarrollaron trastornos como ansiedad, estrés o insomnio tras experimentar eventos críticos, como el ser testigos de la violencia y sufrir incursiones en sus casas, arrestos y muertes de seres queridos.

Los programas de MSF se desarrollaron en las gobernaciones de Hebrón, NablúsQalqilyaBelén Ramala, donde se ofrece apoyo psicológico y social a las víctimas de la violencia política. En 2016, 4.141 nuevos pacientes fueron atendidos en sesiones de salud mental individuales y en grupo, más del 70% de ellas en Hebrón. Este último programa celebró su 20 aniversario con una serie de eventos públicos destinados a resaltar la importancia de los servicios de salud mental (se organizaron juegos y actividades multimedia y presentaciones de historias personales de algunos pacientes).

Además de la atención médica, el equipo proporcionó formación a personal médico, profesores y trabajadores sociales. En abril, MSF lanzó un innovador proyecto de respuesta a emergencias que abarcaba las gobernaciones de Belén y Ramala, y se centraba en ofrecer primeros auxilios psicológicos y apoyo psicoeducativo.

Por otra parte, también se inició una colaboración con la Universidad An Naja de Nablús para lanzar el primer Máster en Psicología Clínica que se imparte en los Territorios. MSF también trabajó en la unidad de quemados del hospital de Rafidya de Nablús, ofreciendo a los pacientes con lesiones moderadas o graves no solo atención médica, sino también psicológica y social.

Franja de Gaza

Los centros de quemados y urgencias de MSF en Gaza trataron a 4.231 pacientes, en su mayoría niños. Concretamente, se atendieron 52.000 heridas y se realizaron más de 36.000 sesiones de fisioterapia y otras 1.000 de terapia ocupacional. La mayoría de los pacientes presentaban quemaduras causadas por accidentes domésticos, ya que sus casas han quedado dañadas por el conflicto. MSF cuenta con tres centros de atención, en Gaza ciudad, en Jan Yunis y en Beit Lahia (este último inaugurado en marzo). En 2016, también llevó a cabo una campaña de sensibilización contra los peligros de las quemaduras en escuelas y guarderías, que benefició a 35.500 niños.

Por otra parte, los programas quirúrgicos que MSF ejecuta en los hospitales de Al Shifa y Nasser (en colaboración con el Ministerio de Salud) realizaron un total de 275 intervenciones quirúrgicas; el 71% de los pacientes operados eran menores de 16 años. Los casos complejos que no se pueden tratar en Gaza son derivados al hospital de cirugía reconstructiva de MSF en Jordania; sin embargo, debido a retrasos administrativos, solo pudieron ser trasladados nueve de los 77 pacientes que lo necesitaban.