Back to top

Médicos Sin Fronteras en Mali

En 2017, Médicos Sin Fronteras siguió desarrollando programas en varias zonas del país para que las personas más vulnerables reciban más y mejor atención médica.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Mali.
Gastos: 
12,7 M €
Personal sobre el terreno: 
763
Médicos sin fronteras trabajó por primera vez en: 
1992
-A A +A

La persistente situación de inseguridad, especialmente en las regiones septentrional y central, ha provocado un deterioro general del sistema nacional de salud y de los servicios sociales básicos.

Ansongo

Médicos Sin Fronteras da apoyo desde 2012 al hospital de referencia en la ciudad de Ansongo, en la región de Gao (este), con servicios de consultas ambulatorias, atención de emergencia, hospitalización, cirugía, atención materna, tratamiento de enfermedades crónicas, nutrición, neonatología, pediatría y atención médica y psicológica para víctimas de violencia y de violencia sexual. Otro equipo siguió ofreciendo atención básica a mujeres embarazadas y niños menores de 5 años en el centro de salud comunitario de la ciudad.

En el distrito de Ansongo, Médicos Sin Fronteras derivaba a los pacientes a los centros de salud comunitarios y transfería los casos graves al hospital de Gao. Entre julio y diciembre, cuando se produjeron las migraciones de los grupos nómadas, los equipos de MSF se aseguraron de que siguieran teniendo atención médica, mediante la formación de los profesionales sanitarios de la comunidad en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades más comunes. También organizó un sistema de monitorización y derivación de los casos graves.

Kidal

En Kidal, al norte de Gao, Médicos Sin Fronteras brindó apoyo a seis centros de salud en los alrededores de la ciudad en colaboración con las autoridades locales. Los equipos proporcionaron atención primaria y vigilancia epidemiológica a toda la población; los casos complicados eran derivados al centro de salud de referencia y al hospital de Gao.

En Douentza, MSF ayudó al centro de salud de referencia con los pacientes con desnutrición, las urgencias quirúrgicas, las hospitalizaciones de los niños menores de 15 años y los servicios de salud mental. También se encargó de las derivaciones a este centro y a la ciudad de Mopti.

En Koutiala, en el sur del país, Médicos Sin Fronteras se centró en los niños menores de 5 años. El equipo prestó apoyo a los servicios de nutrición del centro de salud de referencia y a otros 15 centros de salud comunitarios. Además, MSF desplegó trabajadores comunitarios adicionales por todo el distrito durante la temporada de máxima incidencia de la malaria. Estos programas van a reforzarse con la unidad de cuidados pediátricos de 185 camas que MSF está construyendo en el centro de salud de referencia.

En Ténenkou, la prioridad de MSF fue la atención a las mujeres en edad fértil. De nuevo, MSF trabajó en el centro de salud de referencia, en los servicios de maternidad, cirugía y consultas ambulatorias. También movilizó a un equipo de ‘agentes antipalúdicos’, trabajadores desplegados en las comunidades de difícil acceso durante el pico de malaria (de agosto a noviembre), y con clínicas móviles que ofrecían atención básica.

Equipo de Respuesta a Emergencias en el Sahel

El EMUSA, un equipo móvil de emergencia formado por médicos, paramédicos y logistas, opera en el Sahel desde 2015. Su propósito es monitorizar la situación epidemiológica y responder en un plazo de entre 24 y 48 horas a emergencias médicas y humanitarias en la región, principalmente en Níger pero también en Malí.

Las cifras de 2017:

  • 178.200 consultas externas

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Mali entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.

Para ver las últimas noticias sobre Mali consultar el archivo de noticias.