Back to top

Costa de Marfil

En 2016, Médicos Sin Fronteras siguió dando apoyo a la salud materno-infantil en la región de Hambol.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Costa de Marfil.
Gastos:  
3,6 M €
Personal sobre el terreno: 
86
-A A +A

Las crisis políticas y militares acaecidas entre 2002 y 2010 tuvieron un impacto muy negativo en la Sanidad de Costa de Marfil: según la Organización Mundial de la Salud, es una de las más débiles de África, con una media de un médico y cinco matronas por cada 10.000 habitantes. Dado que la tasa de mortalidad materna es muy alta, el Ministerio de Salud la ha convertido en una de sus prioridades y estos servicios son gratuitos para todas las embarazadas. Sin embargo, hay restricciones presupuestarias y faltan medicamentos y personal sanitario capacitado, lo cual, sumado a otros factores, sigue impidiendo que muchas mujeres y niños puedan beneficiarse de servicios médicos de calidad.

En la región rural de Hambol, una encuesta de Epicentre (el centro epidemiológico de MSF) constató en 2015 una tasa de mortalidad de 661 por cada 100.000 nacidos vivos. El proyecto de MSF dio apoyo al hospital de referencia y a tres centros de salud, para mejorar (en colaboración con el Ministerio de Salud) la atención de las emergencias obstétricas y neonatales. MSF aportó personal adicional y suministros médicos y se encargó del sistema de derivación de pacientes con partos complicados; también desarrolló un programa de formación, orientación y supervisión para el personal del Ministerio.

A lo largo de 2016, MSF atendió una media de 350 partos al mes en las instalaciones a las que daba apoyo y, en el hospital de Katiola, cada mes, ingresó a 55 bebés en la unidad de neonatos y practicó 50 cesáreas.