Back to top

Burundi

En 2016, Médicos Sin Fronteras siguió proporcionando atención gratuita y de calidad a las víctimas de emergencias en Bujumbura, la capital de Burundi.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Burundi.
Gastos:  
6,4 M €
Personal sobre el terreno: 
296
-A A +A

En Bujumbura, donde las tensiones políticas y las dificultades económicas han afectado mucho a la población, solo existen dos hospitales con servicios de urgencias; uno de ellos es la clínica privada Arche (en el distrito de Kigobe). En esta clínica, Médicos Sin Fronteras (MSF) empezó a trabajar en 2015, durante los disturbios que estallaron con motivo de las elecciones presidenciales. En 2016, MSF reforzó la capacidad de la clínica, aumentado su número de camas de 43 a 75 y ampliando los servicios para poder tratar a todas las víctimas de emergencias.

En 2016, los equipos de MSF atendieron a 4.839 pacientes en el servicio de urgencias (de los cuales 1.801 tuvieron que ser hospitalizados) y practicaron 3.184 intervenciones quirúrgicas. Asimismo, un equipo de fisioterapeutas realizó 11.237 sesiones con pacientes en posoperatorio. Además, un total de 1.160 pacientes recibieron apoyo psicológico.

Intervenciones contra el cólera

MSF también respondió a dos alertas por cólera durante la temporada alta, entre agosto y noviembre. En la capital, en el hospital PRC (Príncipe Regente Carlos), MSF estableció un centro de tratamiento, que atendió a 57 personas. MSF instaló otros dos centros de tratamiento en Kabezi y Ruziba, con 295 pacientes atendidos en total. Para evitar la propagación de la enfermedad, los equipos de MSF desinfectaron 2.832 hogares y donaron a las familias kits de cloración de agua.