Back to top

Bielorrusia

En 2016, Médicos Sin Fronteras siguió trabajando en colaboración con el Ministerio de Salud para mejorar el tratamiento de los pacientes con tuberculosis multirresistente a los medicamentos (TB-MDR).

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Bielorrusia.
Personal sobre el terreno: 
23
Gastos 
1,4 M €
-A A +A

Según el Informe Mundial sobre la Tuberculosis de 2016, Bielorrusia es uno de los países catalogados como de alta carga de TB-MDR. El trabajó de Médicos Sin Fronteras (MSF) siguió desarrollándose en cuatro centros especializados del Ministerio: el Centro Científico y Práctico de Neumología y Tuberculosis de la República (RSPC PT), los Dispensarios Municipales 1 y 2 de Minsk y el Hospital Municipal de Tuberculosis de Volkovichi (también en la región de Minsk).

En esos centros, MSF siguió proporcionando apoyo psicosocial (asesoramiento, ayuda alimentaria, vales de transporte y apoyo mediante trabajadores sociales) a entre 150 y 200 pacientes cada mes, para ayudarles a cumplir el complicado tratamiento. Según una revisión de los resultados de este programa realizada en 2016, uno de los principales factores de riesgo, que puede provocar que un paciente no siga su tratamiento correctamente, es el alcoholismo; este es por tanto un punto que está siendo abordado en la actualidad en el proyecto.

A finales de 2016, MSF también estaba tratando a 50 pacientes con tuberculosis extremadamente resistente mediante un nuevo régimen que utiliza los dos nuevos medicamentos contra la TB: la bedaquilina y la delamanida.

De hecho, a finales de 2016, 46 pacientes de estos programas de MSF estaban participando en un estudio liderado por la iniciativa internacional endTB; esta investigación abarca más de 15 países y su objetivo es encontrar tratamientos para la TB-MDR que sean más eficaces, más breves, menos tóxicos y con menos efectos secundarios. En este estudio en Bielorrusia, MSF cuenta con el apoyo de Partners In Health y de Interactive Research and Development.

Por otra parte, en 2016, MSF y el RSPC PT obtuvieron permiso de las autoridades reguladoras y del comité ético para colaborar en un ensayo clínico sobre la TB-MDR, que se simultaneará con el estudio de endTB.

Testimonio de una paciente

A Anastasia, de 30 años de edad y que vive en Minsk, le fue diagnosticada la TB-MDR en noviembre de 2015.

“Cuando te dicen que estás enferma, te quedas en estado de shock. No sientes nada, no te duele nada... Pero de repente tienes miedo. Piensas: “¿Qué dirán en el trabajo?”. Yo dejé mi trabajo y me pasé tres meses en el hospital. Los medicamentos me sentaban mal. Tenía náuseas, el estómago apenas me funcionaba, no tenía fuerzas para levantarme, me marea y me dolían las articulaciones. Tienes que medicarte todos los días con supervisión médica, porque ninguna persona cuerda puede, por sí misma, tragarse algo que le causa efectos secundarios tan graves. Y es todos los días, no solo una semana, un mes o un año, sino unos 18 o 20 meses. MSF siempre estuvo conmigo y quiero agradecérselo. ¡Cuántas veces he visto la alegría en los ojos de los pacientes que salían de la oficina del asesor!”.