Back to top
25.03.2019

Taiz, Yemen: Médicos Sin Fronteras ha atendido a un total de 49 heridos en tan solo cuatro días

Los intensos enfrentamientos que han tenido lugar en Taiz desde el jueves 20 de marzo hasta el domingo día 24 han dejado a muchas personas sin posibilidades de recibir atención médica y han obligado al cierre de uno de los hospitales públicos de la ciudad. Médicos Sin Fronteras (MSF) advierte que los enfrentamientos en áreas que están densamente pobladas están teniendo consecuencias devastadoras para los civiles y están impidiendo que los heridos de guerra puedan acudir en busca de ayuda.

Heridos en Taiz Yemen
-A A +A

Caroline Ducarme, coordinadora general de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Yemen, comenta cómo está la situación sobe el terreno:

"Muchos heridos están atrapados entre las líneas del frente, sin posibilidad de llegar a los centros de salud que hay tanto dentro como fuera de la ciudad. Hemos atendido a casi 50 personas, pero sabemos que una gran cantidad de heridos con necesitad de recibir asistencia urgente no está logrando llegar hasta nosotros.

Los equipos médicos de uno de los hospitales públicos que apoyamos nos han informado que un paciente gravemente herido fue sacado por la fuerza del quirófano, impidiéndole recibir la atención médica que necesitaba de manera urgente. Esto es simplemente inaceptable. Las instalaciones médicas tienen que ser respetadas.

Los pacientes nos dicen que no pueden acceder a los hospitales debido a los combates y a los bloqueos de carreteras. Además, muchos confiesan que para ellos los hospitales ya no son lugares seguros y que tienen miedo a sufrir nuevos ataques mientras están siendo atendidos. Hay quienes están sacando a sus familiares de los instalaciones médicas, mientras que una parte del personal ha dejado su trabajo porque teme por su seguridad".

Una vez más, le pedimos a todas las partes en conflicto que adopten medidas firmes para garantizar la protección de los civiles, para facilitar el acceso a instalaciones médicas a todos los enfermos y heridos, para permitir hacer llegar los suministros médicos hasta los hospitales y para proteger al personal médico y a las instalaciones de salud.

En todo Yemen, los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) trabajan en 13 hospitales y centros de salud y brindan apoyo a más de 20 centros de salud en 12 de las gobernaciones del país. Sin embargo, los repetidos ataques contra el personal médico y contra las instalaciones en el último año han obligado a MSF a suspender sus actividades en varios lugares. Un total de 119.110 heridos de guerra han sido tratados en hospitales apoyados por MSF desde que hace ahora cuatro años estallara el conflicto.