Back to top
19.04.2016

Siete cosas que probablemente creas sobre VIH/sida que resultan ser erróneas

-A A +A

"El VIH es una sentencia de muerte"

FALSO

Si estás buscando una buena noticia sobre la salud global, la lucha contra VIH/sida es una de las principales.

VIH/sida es la pandemia más mortífera de la historia reciente: ha matado al doble de personas que la Primera Guerra Mundial. Pero el progreso hecho contra la enfermedad en sólo 30 años ha sido espectacular. Hoy, alguien que toma sus medicinas antirretrovirales todos los días tiene muy bajo riesgo de desarrollar sida y puede vivir una vida larga y satisfactoria.

…PERO TAMBIÉN, DESAFORTUNADAMENTE, VERDADERO para aquellos que no reciben tratamiento.

Para aquellos que viven en países con poco acceso a los antirretrovirales que salvan vidas, efectivamente es una sentencia a muerte. Alrededor del 75% de las personas que viven con VIH en África Central y Occidental (5 millones de personas) no están recibiendo tratamientos antirretrovirales y por lo tanto están condenadas a una lenta, dolorosa e innecesaria muerte. La situación es aún peor para los 730.000 niños infectados en la región. El 90% no tiene acceso a estos medicamentos. Es necesario tomar medidas urgentes para cambiar esta situación. 

"VIH afecta más que nada a hombres gays"

FALSO

Puede llegar a ser el caso en los países occidentales, pero no en todo el mundo. De hecho, la cara del VIH globalmente hoy es una mujer joven. El 59% de las personas viviendo con VIH en África subsahariana son mujeres. En Sudáfrica las niñas de entre 15 y 19 tienen hasta ocho veces más riesgos de contraer VIH que los niños de su edad.

SÍ ES VERDAD que los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres están afectados de manera desproporcionada por la pandemia. Este es el caso también para trabajadores sexuales o usuarios de drogas inyectables. Por esa razón el plan de las Naciones Unidas para combatir el VIH/sida pone mucho énfasis en estos grupos de riesgo. Pero aún así, el 45% de todos los niños que nacen con el virus son de África central y occidental. ¿Por qué? Porque sus madres no accedieron al tratamiento.

"No podés tener un hijo saludable si sos VIH positivo"

FALSO

Una embarazada VIH positiva con un tratamiento antirretroviral óptimo tiene un riesgo de menos del 2% de transmitir el virus a su bebé. Estas son noticias fantásticas: gracias a los antirretrovirales, el número de niños nacidos con el virus alrededor del mundo se redujo un 60% desde 2000 y el año pasado Cuba se convirtió en el primer país del mundo en declarar que había eliminado completamente la transmisión de madre a hijo.

Pero nuevamente, esta victoria depende de la disponibilidad del tratamiento con antirretrovirales. Es por eso que el número de niños nacidos con el virus en la región central y occidental de África es tan desproporcionadamente alto: mientras allí residen el 17.9% del número total de personas viviendo con VIH en el mundo, cerca de la mitad de todos los niños que nacen con VIH son de esta región.

Esos niños nacen con una enfermedad que podría haberse prevenido. Y es aún más dramático que el 90% de los bebés VIH positivos en esa región no tengan acceso, tampoco, a tratamiento pediátrico del VIH. Sin tratamiento, un tercio estos niños no sobrevivirán a su primer cumpleaños, la mitad de ellos no llegarán a celebrar el segundo y sólo uno de cada cinco llegará al quinto cumpleaños. 

"El uso de preservativos es la única manera de evitar la transmisión de VIH"

FALSO

Claro que usar preservaticos es una manera muy efectiva de prevenir la transmisión de VIH. Pero no es la única manera.

Estudios han demostrado que un tratamiento óptimo con antirretrovirales reduce el riesgo de la transmisión del virus en 96% en parejas en las que uno es VIH positivo. Nuevos medicamentos incluso permiten a personas VIH negativas a estar protegidas contra la infección.

Promover el uso de condones es una herramienta importante contra el VIH pero las personas necesitan una combinación de herramientas de prevención para elegir las que mejor se ajusten a su situación. Ofrecer tratamiento antirretroviral para todos es un componente clave para poner a la pandemia de VIH/sida bajo control y por lo tanto es un problema enorme que tan pocas personas (menos de una cada cuatro) tengan acceso a este tratamiento en África Central y Occidental.

Sin no hay tratamientos para todos aquellos que los necesitan, en cualquier lugar, las chances de poner la epidemia global bajo control son muy débiles. Por eso MSF hace un llamado urgente para crear un ambicioso y urgente plan para los países con baja cobertura de antirretrovirales.

"A mayor cantidad de personas VIH positivas en un país, más muertes relacionadas con SIDA"

FALSO

Sudáfrica tiene, por lejos, el número más grande de personas viviendo con VIH (6,8 millones) pero las muertes relacionadas con SIDA son 140.000. Así de sorprendente, la cantidad de muertes es menor que en Nigeria, que tiene la mitad de personas VIH positivas ¿Puedes adivinar por qué? De nuevo, es simple: los nigerianos tienen muchísimo menos acceso a antirretrovirales que los sudafricanos (22% de cobertura contra 45%).

De la misma manera, Guinea registró casi la misma cantidad de muertes relacionadas con SIDA en 2014 (3.800) que Suazilandia (3.500). Pero Suazilandia tiene el doble de personas viviendo con el virus (210.000 versus 120.000) y la mayor proporción de adultos viviendo con VIH en el mundo (27.7%)

O sea que en lugares donde los tratamientos antirretrovirales no son ampliamente accesibles, las personas sufren y mueren proporcionalmente más de VIH/sida.

"Cuántas menos personas VIH positivas hay en un país, más fácil es combatir la enfermedad" 

FALSO

La lógica parece sugerir que la República Democrática del Congo, donde sólo 1.2% de la población vive con VIH, tendría más capacidad de proveer tratamientos antirretrovirales diarios que Malawi. Después de todo, ambos países son relativamente comparables en términos de PBI per cápita o índice  de desarrollo humano. Pero Malawi se las arregló para que el 50% de su población infectada con VIH accediera a tratamientos con antirretrovirales, mientras que República Democrática del Congo puede proveerlos a menos del 25%

No tiene sentido, ¿no? Bueno, hay algunas explicaciones. Si (como en República Democrática del Congo) el VIH es menos visible para la sociedad, medios y agendas políticas, se pierde entre otras muchas prioridades de salud. Es entendible. Lo que no es tan entendible es el constante abandono de los actores internacionales de países con poca prevalencia de VIH como países de África Central y occidental.

"Sólo los países ricos y estables tienen la capacidad de ofrecer tratamiento diario para toda la vida"

FALSO

Esto parece lógico, después de todo hasta los sistemas de salud en los países ricos están bajo presión para proveer tratamientos a un número creciente de personas con enfermedades crónicas como obesidad o diabetes. Así que imaginemos la situación en un país como Malawi que necesita proveer tratamiento diario al 10% de su población adulta, aún cuando tiene seis veces menos trabajadores de la salud que el mínimo recomendado por la OMS. 

De hecho el progreso más notable contra el VIH/sida se ha alcanzado en países con pocos recursos. La introducción de antirretrovirales en los 2000 fue el factor más importante para incrementar las expectativas de vida en el sur de África.

MSF ha logrado, a través de los años, proveer atención en VIH incluso en situaciones de conflicto, como en Yemen o República Centroafricana, para evitar que las personas sean doblemente víctimas, tanto de la guerra como de su estado VIH positivo. La atención continua es un imperativo hasta en las áreas más desafiantes e inestables.

Sólo porque un país tenga recursos limitados o un contexto complicado o inestable no tiene que significar que las personas viviendo con VIH no puedan acceder a un tratamiento antirretroviral.

Es esencial que ninguno de nosotros, en ningún lugar, se olvide de las víctimas más abandonadas de VIH/sida. Por esta razón MSF llama a donantes, gobiernos de los países afectados y agencias de la ONU a desarrollar e implementar un plan rápido y directo para ampliar el acceso a tratamientos antirretrovirales en países donde la cobertura alcanza a menos de un tercio de la población, particularmente en África Central y Occidental.

El momento es ahora. ¡Compartí este mensaje!