Back to top
06.08.2019

Seis datos sobre el Ébola en República Democrática del Congo

República Democrática del Congo declaró un brote de Ébola hace un año, el 1 de agosto de 2018. Aún hay muchos desafíos por abordar y el brote aún no está bajo control. Desafortunadamente, no muestra señales de terminar pronto.

Después de su trabajo de descontaminación, y una visita a la zona de alto riesgo, los trabajadores sanitarios descontaminados con cloro. Kalunguta, provincia de Kivu Norte, República Democrática del Congo, noviembre de 2018.
-A A +A

Datos y cifras sobre la respuesta al Ébola en las provincias de Ituri y Kivu Norte

  1. El brote declarado el 1 de agosto de 2018 es la décima epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo desde el descubrimiento del virus. Días antes, el noveno brote, en la provincia de Equator y que mató a 14 personas, se declaró finalizado.
  2. Esta epidemia es el segundo brote de Ébola más grande en la historia, solo después del que se presentó alrededor de 2014-2016 en África Occidental. También es el brote más grande en la historia de la República Democrática del Congo. 
  3. Se ha implementado el uso de nuevas herramientas en respuesta al brote de Ébola en el este de la República Democrática del Congo. Entre ellas se incluye la vacuna en investigación, rVSV-ZEBOV, para proteger a los trabajadores en la primera línea y a los contactos de primero y segundo grado de los pacientes con casos confirmados de la enfermedad. Los tratamientos en desarrollo también están disponibles para los pacientes con casos confirmados que fueron admitidos a los centros de tratamiento de Ébola, pero tanto la vacuna como el tratamiento están sujetos a estrictos protocolos y a un consentimiento informado por parte del receptor. 
  4. Dos tercios de las personas con casos confirmados de Ébola han muerto. La tasa de mortalidad es actualmente del 67 por ciento.
  5. Las muertes dentro de las comunidades representan el 36 por ciento, o más de un tercio, del número total de casos notificados (confirmados o probables). Las muertes en las comunidades se cuentan como personas que murieron a causa del Ébola antes de que fueran identificadas, diagnosticadas y admitidas para recibir tratamiento. 
  6. Desde el comienzo de la epidemia, el retraso entre la presentación de los síntomas y la admisión a un centro de tratamiento de Ébola es de alrededor de seis días. Esta cifra muestra claramente los grandes desafíos relacionados con la identificación y seguimiento de los contactos de las personas infectadas con Ébola, que permitirían a quienes tienen síntomas recibir un tratamiento adecuado y oportuno.

Trabajadores sanitarios en Kalunguta, provincia de Kivu Norte, República Democrática del Congo, noviembre de 2018.