Back to top
20.07.2018

Vacunar en un contexto de emergencia al mayor número de niños posible: el resultado de dos años de campaña en República Centroafricana

En 2011, mientras desarrollaban su actividad médica, nuestros equipos se dieron cuenta de que la cobertura de vacunación para las enfermedades infantiles era muy baja. Para mejorar esta situación, lanzamos en 2015 una campaña sin precedentes, en colaboración con el Ministerio de Salud. El objetivo: vacunar a más de 213.000 niños contra nueve enfermedades comunes.

Campaña masiva de vacunación en República Centroafricana
-A A +A

En República Centroafricana (RCA), donde el sistema sanitario es casi inexistente y muchas comunidades no tienen acceso a los tratamientos médicos más básicos, muchos niños no han sido vacunados de manera rutinaria. Para mejorar esta situación, lanzamos en 2015 una campaña sin precedentes, en colaboración con el Ministerio de Salud, para vacunar a más de 213.000 niños contra nueve enfermedades comunes.

En 2011, mientras desarrollaban su actividad médica por diferentes puntos de República Centroafricana, nuestros equipos se dieron cuenta de que la cobertura de vacunación para las enfermedades infantiles era muy baja. Los niveles de mortalidad eran alarmantemente altos -muy por encima de los de emergencia- porque las enfermedades fácilmente prevenibles, como la polio y el sarampión, estaban afectando a los niños no vacunados. Además de la violencia, los desplazamientos forzados y los problemas de salud directamente relacionados con el conflicto, los niños y las niñas se veían expuestos al riesgo de una vida sin protección alguna contra la amenaza mortal que suponen las enfermedades infantiles más comunes, pero fácilmente prevenibles.

Esta situación se agravó como consecuencia de la sangrienta guerra civil que asoló el país en 2013-2014, cuando el porcentaje de niños inmunizados se derrumbó. Las cifras oficiales del Ministerio de Salud señalan que entre 2012 y 2014, el número de niños de RCA vacunados contra el sarampión descendió del 64% al 25%, y las cifras de vacunados contra infecciones respiratorias agudas se desplomaron del 52% al 20%. A fines de 2013, solo el 13% de los niños de un año habían recibido una vacunación completa.

Para tratar de resolver este problema, en colaboración con el Ministerio de Salud, lanzamos a mediados de 2015 un plan de vacunación masiva de dos años en seis de los siete distritos sanitarios del país. También nos comprometimos a reforzar las actividades de vacunación en los centros sanitarios apoyados por la organización. En muchos lugares, nuestros equipos consiguieron administrar vacunas a la población justo antes de que estallara de nuevo la violencia y cortara una vez más todo acceso a las comunidades.

"Esta campaña de vacunación preventiva fue la más extensa jamás realizada por Médicos Sin Fronteras en RCA y una de las primeras destinadas a proteger a menores de cinco años contra un número tan amplio de enfermedades"

"Esta campaña de vacunación preventiva fue la más extensa jamás realizada por Médicos Sin Fronteras en RCA y una de las primeras destinadas a proteger a menores de cinco años contra un número tan amplio de enfermedades", explica la Dra. Anne-Marie Pegg, Asesora de Vacunación de MSF. "Dada la actual situación en RCA, una de las grandes lecciones que hemos aprendido con esta campaña es el "¡hazlo mientras puedas!", aprovechar toda oportunidad que se presente para llegar hasta los niños y protegerlos con vacunas, combinadas con otras medidas preventivas".

En total se administraron más de un millón de dosis a niños menores de cinco años. Y además de garantizar la protección de por vida contra enfermedades como difteria, tétanos, tos ferina, polio, influenza, hepatitis B, neumococo, fiebre amarilla y sarampión, llevamos a cabo exámenes nutricionales, suministramos fármacos contra la malaria, vitaminas y tratamientos antiparasitarios, y distribuimos jabón y mosquiteras. La campaña se llevó a cabo en las 15 prefecturas en las que ya trabajabamos: Berbérati, Sosso-Nakombo, Dédé-Makouba, Gamboula, Amada-Gaza, Bangassou, Bakouma, Ouham-Pende, Carnot, Bria, Mbaiki, Moungoumba, Kabo, Batangafo y Ndélé.

Según los estudios que realizamos posteriormente, la cobertura de vacunación en las áreas en las que puso en marcha la campaña ha mejorado significativamente, con un porcentaje tras la primera ronda por encima del 80%. Las lecciones aprendidas durante esta campaña continúan guiando hoy nuestra respuesta durante emergencias en las áreas de RCA donde la cobertura de vacunación es todavía baja. Actualmente, los esfuerzos se centran en seguir apoyando los programas de inmunización de rutina en las estructuras sanitarias que apoyamos.