Back to top
04.08.2020

Médicos Sin Fronteras lanza una nueva campaña: “Médicos Sin”

La campaña de notoriedad busca ilustrar el compromiso y las características del trabajo humanitario de la organización y de los profesionales que la integran. Podrá verse en carteles y pantallas de vía pública, diarios y revistas que cedieron espacios publicitarios de forma gratuita.

-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) lanza este mes en Uruguay “Médicos Sin”, una nueva campaña que busca ilustrar el compromiso y las características del trabajo humanitario de la organización y de los profesionales que la integran.

“El COVID-19 puso a prueba al mundo entero, y en nuestro caso nos obligó a redoblar esfuerzos para poder responder a la pandemia sin descuidar los 436 proyectos regulares que llevamos adelante en más de 71 países de los que dependen muchísimas personas en todo el mundo”, comenta Josefina Martorell, directora de Médicos Sin Fronteras para América del Sur de habla hispana. “Esta campaña intenta mostrar nuestro compromiso con los pacientes en momentos como este y el trabajo de nuestros equipos en el terreno: sin descanso y sin resignación”.

Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, MSF ha lanzado proyectos específicos en muchos de los países más afectados. Sin embargo, los equipos de MSF también han estado trabajando para mantener los servicios médicos regulares que brinda la organización, a medida que el virus afecta a las comunidades más vulnerables. Todo en un momento en que los bloqueos y las prohibiciones de viaje restringen el movimiento de médicos, personal y suministros.

 “La idea de la campaña es transmitir los valores de la organización y de la ayuda humanitaria: estar allí donde ocurren las emergencias, a pesar de los desafíos, de manera neutral e imparcial, para llevarle atención médica a quienes más lo necesitan”, comenta Martorell. “Sabemos, por décadas de experiencia en otros brotes epidémicos, que los efectos colaterales de estas crisis pueden ser devastadores y mantener los servicios de salud es vital para evitar perder aún más vidas, ya sea por malaria, sarampión, desnutrición, embarazos complicados, o afecciones crónicas, que pueden no diagnosticarse o experimentar interrupciones del tratamiento”.

Toda la campaña se lleva adelante a través de espacios publicitarios cedidos a la organización de forma gratuita por medios y empresas tanto en vía pública como en medios gráficos y online.