La Organización Panamericana de la Salud anunció que Argentina y Brasil producirán vacunas ARNm

MSF

Solicitamos a las corporaciones farmacéuticas BioNTech, Pfizer y Moderna, desarrolladores de las dos vacunas de ARNm para COVID que compartan su tecnologías con posibles fabricantes

Si bien desde Médicos Sin Fronteras (MSF) damos la bienvenida a la noticia aparecida en diversos medios de que dos centros de América Latina, Sinergium Biotech, de Argentina, y BioManguinhos, del Instituto Fiocruz de Brasil, fueron elegidos para la producción de vacunas ARNm, de acuerdo al anuncio de la Organización Panamericana de la Salud en el marco de la iniciativa para transferencia de tecnología de las vacunas de ARN mensajero contra el COVID-19, es importante destacar que se trata de un proyecto que podrá arrojar resultados a mediano plazo. Por esa razón, seguimos solicitando las corporaciones farmacéuticas BioNTech, Pfizer y Moderna – desarrolladores de las dos vacunas de ARNm para COVID-19 que figuran en la lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS) – que compartan con urgencia tecnologías de ARNm con posibles fabricantes a través del Centro de Transferencia de Tecnología de Vacunas de ARNm COVID-19 de la OMS.

Las farmacéuticas BioNTech, Pfizer y Moderna deben compartir su tecnología ARNm.

Al compartir sus conocimientos ahora, BioNTech, Pfizer y Moderna podrían cambiar el curso de la pandemia al aumentar la producción y el suministro mundial de vacunas COVID-19 para mejorar el acceso equitativo a las vacunas para todos, en todas partes.

La desigualdad mundial de vacunas es grave y las personas están muriendo. Hemos sido testigos del almacenamiento masivo de dosis de vacunas por parte de algunos países de ingresos altos, mientras que el resto del planeta se queda sin ellas.

El mundo se enfrenta hoy a una situación en la que el personal sanitario y las poblaciones de alto riesgo en los países de ingresos bajos y medios podrían no recibir sus primeras dosis hasta que la mayoría de las personas en los países de ingresos altos estén completamente vacunadas.

Ante este escenario, es obvia la necesidad de aumentar drásticamente la producción y el suministro de vacunas a nivel mundial. Para impulsar el suministro de vacunas en los países de ingresos bajos y medios y lograr una sostenibilidad independiente, la transferencia total de dicha tecnología debe realizarse de manera transparente y estar abierta a todos los fabricantes alternativos competentes. Los países de ingresos altos, en particular Alemania y Estados Unidos, que albergan a BioNTech, Pfizer y Moderna, deberían exigir que estas empresas compartan su tecnología y conocimientos de vacunas de ARNm con el Centro de Transferencia de Tecnología de Vacunas de ARNm COVID-19 de la OMS. Los países de ingresos altos también deberían proporcionar apoyo financiero y técnico al Centro.

Al compartir su tecnología ARNm ahora, BioNTech, Pfizer y Moderna podrían cambiar el curso de la pandemia COVID-19 y futuras enfermedades.

¿Por qué son claves las vacunas ARNm?

La carrera para desarrollar nuevas vacunas contra el COVID-19 ha traído consigo la introducción de una nueva tecnología revolucionaria: las vacunas basadas en ARNm. Las vacunas de ARNm no solo son efectivas y fáciles de modificar, sino que son relativamente más simples, más rápidas y más baratas de fabricar que las vacunas tradicionales. El hecho de que sean fácilmente modificables también es importante para el rápido enfrentamiento de nuevas variantes del COVID-19 que surjan. Además, pueden ser producidas por fabricantes sin experiencia previa en la producción de vacunas, como los fabricantes de medicamentos inyectables.

El aumento del acceso a estas vacunas tiene el potencial de mejorar nuestra capacidad para proteger a las personas contra COVID-19. La tecnología de ARNm también se puede adaptar para apuntar a otros patógenos, lo que significa que la misma plataforma se puede «cambiar» para producir diferentes vacunas o incluso terapias. Por lo tanto, a largo plazo, la creación de capacidad para producir vacunas de ARNm dentro de una región puede ofrecer beneficios para la salud pública regional más allá del suministro de vacunas COVID-19.

Suscribite al Newsletter
Esta web usa cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia. Al navegarla aceptás su uso. Podés cambiar esta configuración en cualquier momento.