Back to top

Santiago Pinnel

Responsable Admin. y Finanzas- Buenos Aires, Argentina
-A A +A

Santiago Pinnel, coordinador administrativo oriundo de Buenos Aires, cuenta acerca de sus primeras misiones con MSF en Siria y Liberia:

De repente me crucé con Médicos Sin Fronteras (MSF), y me encontré en Siria; fue algo rápido, un cambio radical con respecto a lo que venía acostumbrado. Fue increíble poder dejarme llevar por lo que realmente quería hacer de mi vida. De pronto todo se había hecho realidad; eso que había soñado hacer, esa realidad que quería enfrentar, estaba allí; Damasco, la capital siria, era el primer destino.

Después de varios briefings y cursos preparativos me encontraba trabajando con MSF en el Oriente Medio. Todo era diferente, todo resultaba nuevo. Las costumbres del mundo árabe estaban muy lejos de mis ojos y de mi realidad argentina. A través de MSF no sólo me llenaba la idea de formar parte de un equipo con el objetivo de abrir una clínica para refugiados iraquíes, si no que además, tenía ante mis ojos la posibilidad de conocer una cultura que poco tiene que ver con lo que me había acostumbrado a ver en Argentina.

Pasaron los seis meses de esa experiencia siria; la clínica se abrió y ya se han tratado más de 500 pacientes, hoy me toca escribir desde mi nuevo destino; Liberia. ¿Que puedo decir? Feliz de ser parte nuevamente de un desafío con MSF. Desde Medio Oriente me tocó ser el “simpático” que abría una clínica. Hoy desde Liberia nos enfrentamos con el desafío de cerrar nuestras actividades en los próximos meses. Es una tarea compleja, que implica tratar con el Ministerio de Salud liberiano y otros referentes locales.

La tarea de MSF en Liberia está llegando a su fin, por lo menos en esta etapa; la gente se alegra al vernos llegar, y se pone muy triste al vernos salir. La decisión de dejar Liberia se debe a que el país ha entrado en una etapa de desarrollo luego de un largo período de post-guerra, y el gobierno ya estaría en condiciones de llevar adelante las actividades que veníamos desarrollando. El desafío de salir de un país exige mucho más de cada uno, además denota un alto grado de conciencia y responsabilidad darse cuenta que MSF puede ayudar más en otro lugar del mundo; sin embargo, no es una decisión fácil de tomar. Hoy me toca ser parte de este nuevo desafío, otra vez con MSF, con una nueva realidad por conocer, feliz de poder ser parte nuevamente.

Volver a Desde el terreno