Back to top

Rubis Mena

Logista- Antioquía, Colombia
-A A +A

"Mi nombre es Rubis Mena, soy especialista en lo que en Médicos Sin Fronteras (MSF) llaman “Watsan,” que proviene de la abreviación de las palabras Water y Sanitation; en español sería Técnico en Agua y Saneamiento.

Me uní a MSF en enero del 2009. Soy colombiana, nací en una pequeña población en el norte del departamento de Antioquia con un nombre que resulta interesante para todos, Turbo, y estudié Saneamiento Ambiental en mi país.

El aspecto de agua y saneamiento es un componente importante en los proyectos que MSF lleva acabo en diferentes países, ya que muchas de las enfermedades que tratamos dependen de las condiciones sanitarias, de la calidad del agua, del manejo que se le da a la basura, de la forma en que se disponen las excretas. Algunas enfermedades son transmitidas por vectores, entonces hay que implementar medidas para combatirlos como es el caso de la malaria, la leishmaniasis y el Chagas.

Eso es básicamente lo que hago en MSF: ayudo a la implementación de medidas sanitarias en los hospitales o centros de salud donde trabajamos. Muchas personas creen que todos los que trabajamos en MSF somos médicos; yo siempre respondo que en un hospital no todos son médicos, se necesitan profesionales de otras áreas que ayuden a los médicos a cumplir su labor, y lo mismo pasa en MSF: se requiere de una logística que se encargue de todo lo que no es netamente médico. En este caso, yo desde la logística me encargo del agua, el saneamiento y parte de control de infecciones.

Empecé a trabajar en ayuda humanitaria en mi ciudad en el año 2000, cuando muchas ONG llegaron para asistir a más de 3.000 personas desplazadas que se asentaron en instalaciones deportivas. Desde esa experiencia, mi primera en el campo humanitario, me di cuenta que estaría en este ámbito por mucho tiempo.

Desde que comencé a trabajar con MSF en mi país, me sentí identificada con su accionar, sus principios – sobre todo el de independencia y sus estándares y guías de trabajo. En la organización realmente encontré un lugar para desarrollar mi especialidad. Pasado un tiempo, decidí mandar mi solicitud para trabajar con MSF en el exterior. Luego de algunos meses, hice un curso de preparación y me fui a lo que sería mi primera misión, Liberia. Después de esa misión trabajé en una emergencia en El Salvador, luego fui a Paraguay, estuve en Nigeria en otra intervención de emergencia y por último participé en una misión en Zimbabue, donde realizamos variadas obras y rehabilitaciones en centros de salud. Fue una experiencia interesante desde el punto de vista profesional, ya que me tocó construir varios sistemas de manejo de desechos hospitalarios como también rehabilitar algunos centros de salud, conectar el sistema de agua, reparar los sanitarios, etc.

Hoy me desempeño en MSF como Mobile Implementation Officer (MIO) en agua y saneamiento, una posición que me permite visitar y asesorar numerosos proyectos en muchos países, implementado lo que en MSF llamamos los estándares mínimos en agua y saneamiento en los centros de salud y hospitales en los que trabajamos, para garantizar agua en calidad y cantidad, hacer una buena gestión y disposición final de los desechos médicos, asegurar sanitarios en buen estado y cantidad de acuerdo a la cultura de cada país donde trabajamos, con el fin de brindar la mejor atención posible a la población local. Esta posición me permite enseñar un poco de lo que sé y aprender de cada proyecto para luego replicar las experiencias en otros lugares.

Ser MIO es vivir sin fronteras, es andar como el caracol, con la maleta sobre tu espalda, es un viaje detrás del otro... Empecé este puesto a final de febrero de este año. En marzo estaba saliendo para mi primera misión, en Sudán del Sur, luego he pasado por Paraguay, Bolivia, México, Etiopia, Níger y ahora estoy saliendo a Zambia y Zimbabue.

Este año cumpliré tres años trabajando en proyectos humanitarios. Es una interesante experiencia que me ha permitido enfrentar variados retos profesionales."

Volver a Desde el terreno