Back to top
21.07.2015

VIH/SIDA: Médicos Sin Fronteras (MSF) apuesta por tratar de inmediato a todas las personas con el virus

-A A +A

Los resultados del ensayo START (Strategic Timing of Antiretroviral Treatment), publicado ayer en la Conferencia Internacional sobre SIDA (IAS) que se está celebrando en Vancouver, muestran que el tratamiento inmediato es beneficioso para el individuo, independientemente del estado de su sistema inmunitario. Esto se basa en la evidencia previa que demuestra que el tratamiento del VIH en sí impide drásticamente la transmisión del virus. Médicos Sin Fronteras (MSF) también da la bienvenida a los planes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de publicar, a final de año, las nuevas directrices del tratamiento y espera que se incluya la recomendación de ofrecer tratamiento antirretroviral inmediato a todas aquellas personas que den positivo al test del VIH.

“Teniendo en cuenta las nuevas evidencias, cuándo comenzar el tratamiento ya no es la cuestión, sino cómo  ayudar a mantener el virus a niveles ‘indetectables’ en todas aquellas personas que están en tratamiento de por vida”, explica Sharonann Lynch, asesora de HIV/SIDA y tuberculosis de  la Campaña para el Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF.  “El nuevo objetivo global debería ser ofrecer tratamiento a todas las personas que viven con el VIH, y movilizar voluntades políticas para lograr esta ambición. Tenemos que doblar el número de personas que están en tratamiento”.

Datos de MSF mostrados en la Conferencia de la IAS en Vancouver –un estudio descentralizado sobre 41 programas de tratamiento de VIH a lo largo de más de 10 años– muestran que un tercio de las personas que fueron diagnosticadas con el VIH, pero que no fueron elegibles para comenzar el tratamiento, nunca regresaron a la consulta. Ofrecer tratamiento a todos los individuos diagnosticados podría ayudar a reducir sustancialmente el número de personas que nunca regresan a las visitas de seguimiento; visitas que se hacen precisamente con el fin de iniciar el tratamiento.

No debemos desperdiciar ninguna oportunidad para ofrecer tratamiento a una persona que vive con VIH, aunque no esté gravemente enferma, porque nuestra experiencia muestra que un tercio nunca va a volver a la consulta. En nuestros proyectos vemos que las personas con sistemas inmunológicos fuertes están sin embargo muy dispuestas a comenzar el tratamiento”, explica la doctora Helen Bygrave, asesora médica de VIH en Suráfrica. “Mientras trabajamos para hacer llegar el tratamiento a todas las personas con VIH, también debemos conseguir todos los recursos para asegurar que los más enfermos y los más vulnerables –en especial los niños situados en países de baja cobertura– estén incluidos en los planes”.

Algunos de los datos que MSF ha presentado en la conferencia demuestran que existe una gran aceptación para iniciar el tratamiento de por vida entre las personas con recuentos altos de células CD4. En Suazilandia, donde MSF y el gobierno iniciaron una prueba de diagnóstico y tratamiento piloto, MSF encontró que la tasa de aceptación para iniciar el tratamiento en las personas recién diagnosticadas y cuyos recuentos de CD4 eran altos, era tan alta como la de aquellos con recuentos de CD4 bajos (≥87%).

Tratar para prevenir

Una encuesta de población de MSF en Chiradzulu, Malaui, mostró que el 91% de las personas en tratamiento antirretroviral tenía una carga viral 'indetectable'. Sin embargo, entre aquellas personas que dieron positivo para el VIH y que no estaban en terapia antiretroviral –incluyendo aquellos que no se consideraron elegibles para el tratamiento– un 48% tenían una carga viral considerada alta, lo que significaba que el virus tenía un transmisión más probable. Así pues, parece claro que ofrecer el tratamiento no sólo beneficiaría a su propia salud, sino también ayudaría a prevenir posteriores transmisiones.

“En la mayoría de los casos, las personas en tratamiento antirretroviral  en nuestros proyectos están logrando ‘niveles indetectables’ de virus, pero estamos fallando en los que no son elegibles para el tratamiento, dejándoles a su suerte contra un virus que debilita su sistema inmunológico, y aumentando el riesgo de transmisión", explica Bygrave. “Mejorando el apoyo a la adherencia, y a través de intervenciones de asesoramiento y supervisión de la carga viral, podemos ofrecer a todas las personas que viven con el VIH, incluyendo los recién diagnosticados, la mejor oportunidad de alcanzar y mantener el virus a niveles indetectables".

Asegurar un fuerte apoyo internacional para el tratamiento del VIH se vuelve aún más crítico en este punto. Hay señales preocupantes de que el principal organismo de financiación internacional para el tratamiento del VIH, el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, puede reducir el futuro apoyo a algunas intervenciones esenciales, como los costes de los productos básicos, y el apoyo a algunos países llamados ‘de renta media'.

No es el momento de frenar la respuesta mundial al VIH, sino de apretar el acelerador para salvar vidas y detener este virus”, dice Lynch. “Cualquier intento de retirar el apoyo en el tratamiento del VIH en estos países está más allá de lo que podría considerarse cínico en este momento”.

MSF hace un llamamiento para una reunión de donantes, gobiernos y científicos durante la Cumbre de las Naciones Unidas para la Adopción de la Agenda de Desarrollo Post-2015 prevista para septiembre de este año, a fin de revisar estas evidencias e incrementar el ritmo de expansión del tratamiento antirretroviral hasta alcanzar el 90% de las personas que viven con VIH. Los nuevos datos científicos deben provocar nuevas ambiciones en la respuesta mundial al VIH.

 

MSF empezó a proporcionar tratamiento contra el VIH a personas en países en desarrollo en el año 2000. Hoy en día los programas de MSF apoyan a más de 200.000 personas que viven con el VIH. 

Comentarios